No pasó : Los argentinos le dijeron no a la legalización del aborto

La Cámara del Senado no ratificó la legalización del aborto, aprobada por la Cámara de Diputados. Estamos donde empezamos.

Quisiera empezar por hablar acerca de leyes en general. Las leyes son para regular en general, jamás para expresar juicios de valor. Las leyes penales, en particular, son simplemente pare evitar un mal, un daño, un perjuicio. Las leyes penales no son para regular y no deben ser usadas de esta manera. O sea no se puede crear una ley penal porque nos parece que la sociedad la necesita ; no se pueden forzar valores a través de una ley penal. Doy un ejemplo : Es común en todos los países subir los impuestos al los cigarrillos y el alcohol para desalentar su venta y consumo o subsidiar la producción nacional para alentarla. El Estado está acostumbrado a estos juegos mercantiles. Sin embargo, las leyes penales no son un juego y deben ser tan escasas como posible. No existen leyes contra decepcionar una pareja o abandonar una mujer embarazada, por ejemplo. No existen leyes contra inculcar malos valores a un hijo o ser una persona egoísta y superficial. Hay cosas que no se pueden regular y que dependen de cada uno.

La legalización del aborto es problemática solamente debido a la arrogancia de las personas encargadas de pasar la ley. Se arrogan la decisión moral acerca del aborto, y esta es una decisión que compete a cada padre. La cuestión no es si abortar es bueno o malo ; solo un arrogante imbécil así lo entendería : El aborto es malo para los padres y para el niño que muere ; no hay discusión al respecto. Si a los senadores les lleva más de un segundo decidir si el aborto es malo, no merecen estar tomando decisiones por todo un país. El aborto es malo, esa no es la cuestión. La cuestión es si el aborto es un delito o no. Hay muchos males que no dependen de la acción humana : enfermedades, accidentes, a veces la pobreza incluso. El mundo no es perfecto, y sin embargo no hay leyes penales contra la creación de pobreza, contra la creación de monopolios o el capitalismo negligente. Pero la hipocresía no nos deja ver que lo que tenemos delante de los ojos. La arrogancia de estos legisladores les hace ver la situación de una manera ridícula : Ellos piensan que de su decisión depende el futuro de estos fetos e incluso de la sociedad. Algunos creen que aprovando la ley, promoverán una perversión de la sociedad, que comenzará a tener abortos a mansalva. La arrogancia es un vicio enceguecedor y puede llevar hasta estos extremos : Legisladores que de verdad piensan que tienen tanto poder moral y que la gente es tan débil de carácter que una ley los pervierte. Estos legisladores se comportan como padres de chicos de 2 años, pero si de verdad no tienen confianza en la sociedad que representan, que mejor huyan del país en vez de tratar de salvarla con leyes ilógicas.

Veamos ahora un poco de realidad : Un aborto es una situación extrema ; no es como fumarse un cigarrillo. En situaciones extremas, lo que menos le importa a una persona es si acaso a algún arrogante se le occurrió que algo es legal o ilegal. La legalidad de un hecho no lo convierte en moral o deseado. Ahora, lo que tenemos que planear es qué hacemos con estas personas que cometieron un hecho perjudicial. En el caso de un homicidio, por ejemplo ¿por qué se condena al homicida a prisión ? Hay varias razones : La primordial : venganza. La familia de la víctima está enojada y espera algún resarcimiento. Las leyes penales son mayormente venganza institucionalizada y legal. Hay una pequeña perversión legal, sin embargo, que consiste en el hecho que incluso si no hay ningún perjudicado directo : familiar, amigo o pareja de la víctima, el Estado toma el rol del perjudicado y demanda resarcimiento del homicida. Esta ley es muy rara pero tiene un sentido práctico : Evitar que personas sin nadie que los defienda sean asesinadas. Esto es todo. El Estado no tiene por qué arrogarse el resarcimiento por el homicidio de ninguna persona, ya que nadie lo injurió o perjudicó. Sin embargo, es esto lo que hace en el tema del aborto : El Estado se pone en el papel de víctima aquí, dejando totalmente de lado el hecho que las únicas posibles víctimas son los padres que perdieron un bebé. Este es el problema con las leyes : Tienen una lógica absurda. Por eso, hay que dejarse guiar más bien por el sentido común al arbitrar. La legalidad de un hecho no lo hace deseable o moral, y su ilegalidad a veces no es más que una falla del sistema, que no prevee todas las circunstancias.

Escuchando los argumentos del Senado sobre el valor de la vida, todos estamos de acuerdo en que son obviamente acertados (algunos son sin embargo ridículos, sobre todo la mujer hablando de animales) pero todos son una falacia. Estamos hablando de aborto legal, no filosofando acerca del valor de la vida de un feto. Todos estamos de acuerdo en que un bebé es el regalo más precioso, pero ahora volvamos al tema: el derecho de una mujer a abortar: o sea terminar un embarazo. Hay que centrarse en el por qué es ilegal abortar según ellos: qué clase de delito es. No pueden crear una ley penal en base a valores morales o estéticos. Las leyes penales son, además de una venganza sustituta, una medida preventiva de un mal. Ahora hay que decidir cuál es el mal aquí: ¿Privar de la posibilidad de nacer a un niño o forzar a una madre a llevar a cabo un embarazo? Si se previene un mal infligiendo otro mal ¿Cuál es el sentido de la ley? Es como si hubiera una ley que durante las guerras es ilegal portar chalecos antibalas. La lógica sería quizá desalentar a los soldados a tomar parte de la guerra, pero en definitiva se les niega un método más de supervivencia. Es la misma lógica ridícula aquí: Se quiere desalentar el aborto mediante la negación de una medida preventiva. Porque aquí no se resuelve la guerra, el conflicto; simplemente se encrudece la situación de la pobre mujer que no tiene otra opción que abortar.

Por favor, concientisémosnos. No pasa por ser anticuado o dinosaurio, como dicen algunos. Las personas en contra del aborto tienen opiniones muy vigentes, pero no ven la realidad como es. Los temas éticos y estéticos los discute cada uno en el seno de su conciencia. Las leyes penales son para regular los males, simplemente. No intentemos darle al derecho penal un rol que no tiene. Lo ideal sería un mundo sin leyes, donde cada uno hiciera lo justo para todos. Con esta idea en mente, evitemos validar una ley nociva para la sociedad. Validemos la abolición de leyes restrictivas, si no hacen mal a nadie más que a la persona que comete el mal. El ejemplo perfecto de una ley ridícula es la penalización del suicidio. Hay países donde el suicida es enjuiciado, ya que es victimario de sí mismo. El derecho ha llegado hasta tales extremos en su lógica ridícula. Seamos progresistas, o más bien radicales. Volvamos al origen del derecho y preguntémosnos para qué sirve y cómo nos puede servir mejor.

soyjuanma86

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.